12 ago. 2011

Tengo ganas de no tener ganas, de comprarme un boleto de regreso al ayer. 
Entre tanto que tengo, no encuentro razón suficiente
 para olvidarme de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario