24 ago. 2011

El problema.

Si me gustaste por ser libre, ¿quién soy yo para cambiarte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario