22 jun. 2014

Y estar al lado suyo, con su brazo abrazando mi cintura, era simplemente motivo para sonreír. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario