10 dic. 2012


Hoy les voy a contar un poco mi forma de ser, la terrible facilidad que tengo yo para perder. Pierdo la ropa y pierdo apuestas, en pocas copas pierdo lo que llevo a cuestas, pierdo vergüenza cuando estoy con mis amigos, cuando canto pierdo el hilo de lo que debo cantar, perdí el pudor, perdí mil noches frente al mar. Perdí alegría, y también perdí inocencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario