22 jun. 2011

espero escuchar más a mi cabeza, y no tanto al corazón. Dios, ayudame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario